Devoción: Un café puro y de corazón

Hilton Bogotá tiene en su interior la mejor y más grande tienda de café  100% colombiano: Café Devoción. Una marca que desde 2011 ha sido la cara de una firma especializada en cafés exóticos y Grand Cru, es decir café que se obtiene de una selección adicional de granos ya excepcionales con denominación colombiana, que al ser los más prestigiosos llegan a costar 150 dólares la libra. 

Colombia es el único país del mundo donde el café es una cosecha de todo el año. Por lo general, hay dos temporadas de cultivo principales al año que varían según la parte del país donde se encuentre el productor. Sin embargo, el tostador conocedor podrá encontrar una granja en la cosecha o en el café en cualquier época del año. Esta es otra razón por la cual un conocimiento profundo del país, el clima y las condiciones de crecimiento es tan importante para una compañía como Devoción, ya que le permite obtener semillas  en su perfecta maduración durante todo el año.

Devoción es el mejor y más fresco café puro y simple.  Cada uno de sus granos proviene de granjas que han sido estudiadas y seleccionadas con sumo cuidado dentro del territorio colombiano. Por política de calidad, todos sus cafés son trillados máximo 1 semana antes de tostar, así garantizan la máxima frescura posible en sus productos.

Esta compañía cuenta con una red extensa de fincas cafeteras, en donde todos los lotes son seguidos detalladamente para así garantizar su trazabilidad y su alta calidad, asegurando que todas las fincas sean amigables con el medio ambiente y que de una u otra forma sean “rain forest”.   Así mismo,  garantiza que sus aguas reciban un tratamiento sin contaminación de los recursos hídricos, que toda la finca proteja la flora y fauna colombiana, y que las variedades dentro de las fincas sean originales sin modificaciones genéticas. Allí cultivan todos los cafés bajo sombra, lo que da un valor agregado y una característica a cada sabor.

Del mismo modo, esta compañía desarrolla  relaciones a largo plazo con sus cultivadores y productores, pagando precios de comercio justo y superiores, mientras establecen programas ambientales y sociales para asegurar su futuro. Todos los Cafeteros de la “Familia Cafeteros Devoción” gozan de primas altas, ayudas educativas sobre buenas prácticas agrícolas y mejoramiento en torno a desarrollos sostenibles.

Devoción fue fundada por Steven Sutton, oriundo de Medellín y sangre cafetera. Mientras trabajaba para un distribuidor de café en Estados Unidos, comprando café colombiano para venderlo a grandes minoristas, Steven notó que había una brecha en la percepción entre los cafés de su país y los de África y América Central. Los cafés colombianos no eran bien considerados. Steven sabía que el café que había disfrutado en casa era el de mejor calidad, y descubrió que este café no estaba llegando a los mercados internacionales porque las grandes compañías cafeteras no sabían cómo comprar café de alta gama en Colombia. Así que en 2006 decidió regresar al país con el objetivo de buscar y promover solo los mejores cafés colombianos, y con el firme propósito que lo haría con un enfoque social y ambiental para ayudar a los productores de las regiones remotas y peligrosas a establecer vidas mejores y más seguras y poder enorgullecerse de su noble trabajo.

Joshua Maidan amigo de Sutton se alía con él y deciden  en el 2011 abrir un punto de venta en la capital que tuviera un servicio personalizado atendido por baristas, con el fin de ofrecer una experiencia completa y con el respaldo de la marca Hilton. “Estamos en lo que se llama la tercera onda del café, que es descubrir hasta dónde puede llegar este grano, su especialización, la identificación de sabores y los métodos de preparación como el Kyoto, una infusión lenta de 24 horas que se ve como si fuera sacada de laboratorio”, cuenta Maidan. De ahí que el proceso previo para que una taza llegue a las mesas,  sea tan cauteloso y maneje una rotación entre 15 y 30 tipos de café.

Con un atienda en Bogotá, dos en Nueva York, Devoción está próximo a abrir tiendas en Barranquilla, Medellín y Cartagena y seguir brindando a propios y extranjeros el mejor café del mundo.

Hilton Bogotá: Carrera 7 # 72 – 41 – Café Devoción   / Monday – Sunday  7 a-m. –  9 p.m.

Previous Article

Locals Love: Benjo Toy Store

Next Article

How to Have a Ton of Fun in Orlando – For Free!

Related Guides

Top