La Ciudad de México es un destino rico en exploración culinaria e historia cultural, pero lo que la mayoría de las personas no saben es la increíble diversidad de planes que hay para las familias y lo fácil que es divertirse con tus hijos aquí. Con tanto que hacer y ver, hay muchas opciones que atraen a adultos y niños por igual, y con siete propiedades en toda la ciudad en lugares clave, Hilton está ahí para asegurar que tanto tú como tu familia tengan una estancia memorable.

Al igual que el Parque Central de Nueva York o el Parque del Retiro de Madrid, comenzar tu aventura familiar en la zona verde más grande de la ciudad es un excelente punto de partida. Ubicado en el corazón de la Ciudad de México, ¿Sabías que El Bosque de Chapultepec es el parque urbano más grande de América Latina? Con un total de 1.700 acres, el parque cuenta con una gran cantidad de actividades y atracciones, incluyendo un zoológico, museos y varios restaurantes. Esta debería ser la primera parada en tu itinerario.

Una de las muchas delicias del Bosque es el muy querido Papalote Museo del Niño. Definitivamente dirigido a los niños más pequeños, este encantador museo infantil es el lugar perfecto para pasar unas horas. Cuenta con casi 200 exhibiciones interactivas, incluyendo el Árbol Ramón, por el cual los niños pueden caminar y aprender sobre varios ecosistemas forestales.

Para una verdadera experiencia excepcional, el Tío Pepe Granja Didáctica es la parada perfecta para los amantes de los animales. En la granja, los niños tienen la oportunidad de interactuar directamente con todo tipo de animales, e incluso alimentarlos.

Luego está la muy querida Granja Las Américas, que es un destino totalmente inesperado especialmente para los niños localizado en el corazón de la Ciudad de México. Desde aprender a manejar una granja, a conocer más acerca de los animales, así como también alimentarlos, incorporando también un muro para escalar, tirolesa, mini-golf, y mucho más, no es de extrañar por qué esta siempre es una parada obligatoria durante los viajes familiares.

¿Alguien mencionó chocolate? Sí, eso es correcto. El Mucho Museo del Chocolate es una experiencia maravillosa para los niños, ya que no sólo narra la historia del cacao en México, sino que también cuenta con un laboratorio de chocolate donde los niños tienen la oportunidad de hacer su propio chocolate mexicano, así como también crear esculturas con pasta de chocolate.

Para aquellos niños que disfrutan conocer la vida marina, uno de los barrios más hermosos de la Ciudad de México es el hogar del acuario más grande y nuevo del país. Ubicado en Polanco, cuatro de los cinco pisos del Acuario Inbursa se encuentran bajo tierra, con más de 280 especies marinas en exhibición. Un dato curioso para los padres: los tanques del acuario fueron construidos para soportar un temblor de gran escala.

Partiendo de las maravillas del mar, puedes llevar a tus hijos a explorar las maravillas del cielo. El Planetario Luis Enrique Farro es el planetario más antiguo de América Latina y ofrece innumerables exhibiciones, juegos interactivos y proyectos educativos.

Con más de 20 locales en todo el mundo y cuatro en México, KidZania es un respiro para los niños lejos del ajetreo de la ciudad. Descrita como una ciudad de tamaño infantil con exhibiciones y actividades interactivas que le dan libre ruedo a la imaginación, es un lugar donde los niños pueden jugar libremente.

Para aquellos que buscan un poco más de acción, no hay nada mejor que K1 Speed Mexico . Este es primer local internacional de la compañía, el cual ofrece a los niños la oportunidad de disfrutar de karts eléctricos dentro de un circuito de carreras cubierto.

Si lo tuyo es la adrenalina, acercarte a Six Flags, inspirado en los personajes de los Looney Toons y los súper héroes, este es un parque que pone a prueba tu resistencia. Súbete en montañas rusas como Superman o Medusa, o disfruta de sus múltiples juegos didácticos. Y al final del día, no dejes de picar algo en los restaurantes alrededor de la zona o inclusive asistir a un espectáculo.

Y no hay que olvidarse de ver un partido de futbol en el Estadio Azteca, donde la familia entera se puede deleitar con lo mejor del futbol mexicano o si prefieres puedes tomar un tour del estadio y ver que se esconde tras bambalinas.

Y si queremos dejar lo mejor para el final, podemos recomendar un paseo en globo aerostático. A sólo 45 minutos en auto en las afueras de la ciudad, en Teotihuacan, lo que ahora se considera Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una vez fue una ciudad precolombina, toma vuelo durante el amanecer por encima de la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna.

Con tantas cosas para hacer, nunca te harán falta planes entretenidos con tu familia en la Ciudad de México. Atrévete a explorarla.

Artículo anterior

The Ultimate Washington DC Weekend with Thrillist!

Siguiente artículo

5 Must-Try Cocktails in New Orleans

Related Guides

Superior