Al norte de Bogotá se encuentra un pequeño pueblo que se convirtió en parte de la ciudad en los años cincuenta.

Usaquén es una de las partes más crecientes de la ciudad, la cual es adornada por su belleza colonial, calles adoquinadas y edificios españoles, hacen de este barrio uno de los más recurridos en los fines de semana.

Aunque Usaquén muestra una cara antigua y colonial, es el hogar de algunos de los restaurantes más reconocidos de la ciudad, con una alta cocina moderna en innovación en sus platillos. Es un hot spot para hacer “Food Traveling” donde sibaritas de muchas nacionalidades se reúnen a explorar las creaciones de los nuevos talentos sudamericanos.

Hampton inn Usaquen

  • Hotel
  • Foursquare
Superior